LOS PASOS PERDIDOS

II

 

Hay un duende en el fondo de mi vaso

chamán alquitranado de armadura negra amargura

trampas para lobos labios labrados de lodo

rosas cortadas en su pelo.

 

La geografía inexplicable de sus manos

dibuja ecos en las paredes de su cueva de cristal

reza pinturas licor de sangre

rostros conocidos

uno

una

húmeda y turgente

suspirando inviernos de hormigas ahogadas

en una fuente de líquido que no se acaba

trazos que no se acaban

pinturas rupestres de una prehistoria

que no se acaba

juguetes de madera

juguetes de sal que se abrazan

en una imperturbable soledad tranquila

anillos rotos golpeados por la estampida

de animales salvajes que pasan

con las bocas llenas de babas

los belfos henchidos de sílabas furiosas

los hocicos furiosos exhalando

el fin de cada una de las cosas

en el filo de sables afilados con seda de gusano.

 

Brotan los dibujos

brotan los versos

desde el estómago

con violentas arcadas

rápidas e insoportables.

 

Foto 13-3-17 18 50 39