Hoy seré un capitán de cuerpo dorado.
Por un día este día rasgaré como una nube
el plúmbeo abrigo que me cierra los párpados.

Hoy seré la explosión del nuevo cosmos
el ojo en el ojo hasta el infinito
el grito rugiente que despierta al acantilado.

Hoy seré la mano que te roza
laberinto imposible pasado en el presente
para pegarme a tu cuerpo para siempre
en toda la extensión de tu laberinto posible.

Hoy seré el fruto abierto en canal
el crujido invencible del trueno
el torrente que rompe la geografía de la tierra.

Hoy seré lo que soy en toda mi dulzura
palpitante palpitando en tu ojo tu mano
tu torrente rápido y fragante
recorriendo tu geografía tu fruta acanalada
tu mano en el grito rugiente que despierta
mi valentía dormida y deja los abrigos grises
para los muertos de párpados rendidos.

Hoy seré… soy… hoy.

 

(la imagen corresponde a mi visión de “Prometeo”, 2017, óleo sobre lienzo)

promDANI