Y así comienza la segunda parte de Los pasos perdidos (los tuyos y los míos) (los tuyos, no sé… los míos siguen perdidos)

SEGUNDA PARTE
(AHORA)

X

Entras
/sólo es una puerta/
el taxi hasta mi casa
ya ha sido
un acuario de pupilas
ya me ha enganchado
tu saliva
medicinal
alquímica
psicotrópica.

A mi parecer
ahora
eres todo costuras
que tañen explosivas
esta madrugada.

Inspeccionas
mi entropía
como un museo nuevo
/suerte que esta mañana
desenmohecí
de soledades
los rincones/.

Miras
mis dibujos
sin presagios
la mesa donde escribo
el piano en coma.

El pasillo es tan estrecho
que me ahogan tus arterias
pulsantes
como lianas de un bosque
de árboles prohibidos
/nunca entendí por qué
están prohibidos los manzanos/.

Imito a Cummings y a Vian
en mi cabeza
sabiendo que algún día
/hoy/
escribiré sobre esto
cincelando un santuario
en la pared de este pasillo
una hornacina
justo
en el lugar
donde
en este instante
/aquella noche/
engulle
tu cuerpo al mío
los dos
sin oxígeno
pareciera que sólo podemos
encontrarlo en una boca ajena.

He cambiado
ahora mismo
para siempre.

Aún estás vestida
y se arruga tu camisa
en mis abrazos
eres
suave
arena
/tan vivo aún tu tacto
en mis huellas dactilares/.

Nuestros pasos han corrido /y corrido y corrido/
hasta mañana
nosotros
vamos despacio
temblando.
Somos hojas de sauce
de abril
recién nacidas.

Nunca he visto unos ojos tan enormes
hacemos el amor con las pupilas
puedo decir
perfecto
sin presunciones
condenado.

/el mar eres tú/.

Me cuentas el secreto
se lo cuentas
a mis manos.

Si sigues retorciéndote
así
voy a explotar
en mil colores.

Vive un jardín debajo de tu ombligo
y mi locura debajo de tu espalda.

Y vuelta a empezar
hasta que alguien diga “mañana”
tranquila amor mío
le sacamos ventaja a los relojes
a pesar de que
nos golpea con galernas
una diferencia horaria
tranquila amor mío
los huesos no lo saben
los músculos no lo saben
la piel está cansada de razones
el resto de órganos
son constelaciones
manchadas
por la vía láctea
incandescente
/apnea pura/.

noesmentira noesmentira noesmentira
/nofuementira nofuementira nofuementira/

porque
estás
/no estás pero te siento…/
en mi lado de la cama
y la persiana se ha quedado
despistada
a media voz
en un país extranjero
grande como un oso dormido

porque
no me duele
casi nada
el minuto de almohada
ese último
antes de cerrar los ojos.

Foto 12-5-17 17 01 49