En el capítulo de nuevos proyectos… Narciso. No sé cuánto tardaré en terminarlo, pero el viaje ya ha empezado.

 

PRELUDIO.
>LLEGADA DE NARCISO A LA TIERRA.

Tres dos uno
respiro un respiro.

Se quiebra la cáscara del huevo desde adentro
como se quiebra una atmósfera golpeada por un cohete.

Ovíparo lamento membrana sábana
madre adiós
regreso.

Regreso a la tierra
milenios ondas órbitas ruido de fondo
bips entrecortados
cero uno cero uno cero uno.

Disculpad /hermanos/
otros universos me han entretenido.

En esa era anterior donde no he sido
eternidad antes del parto
he soñado tanto…

Si hubierais visto /hermanos/
las plumas de la constelación del cisne abrirse para sujetar el viento
el despertar de aquella estrella que pertenece a vuestros hijos
como un gigante deforme que bosteza su magma
la simplicidad irisada de las nebulosas vilanos de luz sin brújula
las lenguas de fuego de las supernovas látigos eléctricos
restallando en mi sexo cargando el esperma de esta era
en la que estoy despierto.

Mi cerebro está exhausto de feéricos desiertos
de presagiar el inevitable destino de los hombres
nadadores de la nada
exhausto de escuchar el trino augusto y los despechados deseos
de las diosas desterradas a olimpos suburbanos
siempre cojo manco mudo inválido para invertir el reloj de arena.

En este nuevo tiempo de perfume floral y ojos de campana
quiero soñar despierto
teclear digitalizar un programa indescifrable
que prolongue mi era hasta el vacío de la materia
navegando tiempo entre nodos nudos nodos
humanodos humanudos
desnudas desnudos
manos mudos mundos
humos menos nadas.

Os he echado de menos /hermanos/
ahora eclosiono larva artificial
flor abrazada a la tierra
digitalmente reconstruido
verde sobre el fondo negro
cero uno cero uno cero uno cero.

Cabalguemos a lomos de los píxeles
hacia la luna metálica nuestra
hoy se proyecta a la hora prevista
en el cielo un alfanje una uña
que escarba el sinsentido manchándose de negro.

Acompañadme he vuelto estoy en casa ¿no me veis?
os lo juro /hermanos/
no quiero estar solo os aseguro que
no traigo muestras ni mensajes ni ultimatums
ni monstruos de cola de cometa
ni misiones ni trabajos para curar la lepra de los mares.

Mi boca es un desierto salado que ansía
solamente la sílaba líquida de otro humano.

He dado tantas vueltas al sol que habitaba el centro de mi huevo
a mil soles en mil eras planetarias que perdí dormido
que he envejecido por dentro
por fuera algunas canas eso es todo.

Llegué hace un segundo primordial
cuando las fuentes todas silentes dormían
decidme /hermanos/
¿cuándo empieza la música de los torrentes?
¿y las ninfas? ¿ya no se peinan con agua?
no he visto los bosques desde mi cima calcárea
¿a dónde fueron?

Tengo la piel escarada de satélites
y el zumbido de las antenas anegando mis tímpanos.

La Tierra no es como en mis sueños
una canica de colores vivos
respirando contra el hocico de un titán colérico.

Es todo tan perfecto que no encuentro la saliva.

Es todo tan liso que los anos se han borrado.

Hay un brillo de plástico
que envuelve el caminar de los elefantes
¿a dónde van?
¿por qué habéis sembrado de cruces las aceras?
¿por qué todo se mueve tan deprisa si está inerte
como la cera gastada de otra época?
¿por qué hasta el aire tiene esquinas de vidrio?
¿siempre es de noche en este lado del planeta?
¿qué fue de la rotación del movimiento
que estiraba los recuerdos laminas de oro
rosas blancas balizas de los sueños
vuelos en picado arrebol de las mejillas
sangre serena circunvalando veletas del futuro?
¿dónde están los telescopios?
¿ya no jugáis a dibujar la forma de las nubes?
¿no me veis quebrando esta mañana porosa y blanquecina?

El reflejo de un reflejo /hermanos/
que abrazan vuestros dedos de músculos aquíleos
me devuelve vuestros ojos
hundidos bajo la piel de un tambor líquido
los veo como miraba los míos en brazos de Morfeo
durante aquel meandro de tiempo
en el que yo buscaba una fragante orilla verde donde tumbar
mis huesos gravitando mis nadas contra un tesoro de hierba
dejando que el rocío me conquistara para siempre.

 

narciso